Aprende con
Búho Agencia Creativa

¿POR QUÉ NECESITO UN MANUAL DE IDENTIDAD CORPORATIVA?

manual de identidad corporativa y sus beneficios para aumentar tu reconocimiento

Entre los factores que hacen que una marca se adhiera a los hábitos de consumo de un cliente, se destacan la relación posventa, los beneficios económicos y la identidad corporativa, que hace que los clientes asocien ciertos símbolos, colores y prácticas, a una empresa. Acá es donde entra en juego el manual de identidad corporativa.

Un buen manual de identidad corporativa es una herramienta imprescindible para gestionar cómo la marca se expresa a través de los elementos y signos que permiten a los consumidores reconocerla.

Este tipo de documento, en el que quedan definidas las normas a seguir para lograr una expresión uniforme y coherente de la identidad corporativa, puede ser físico o digital y describe el uso del conjunto de elementos de identificación y criterios de estilo que se han definido para la marca.

El objetivo principal de este documento es garantizar la correcta aplicación del logotipo y su simbología, y la coherencia de su expresión en todo tipo de soportes, tanto gráficos, como físicos, audiovisuales o interactivos.

¿Por qué tener una identidad corporativa?

Una vez que la identidad empresarial representa los elementos, esenciales y visuales, que componen la empresa es fundamental una definición clara de ese patrón de comportamiento para que el cliente, los socios y los colaboradores sepan qué esperar de la compañía.

La identidad corporativa es importante para construir un mensaje sólido que hará con que el público sepa qué esperar de la compañía.

Esta nueva relación hizo que los consumidores comenzaran a exigir determinadas posturas de las compañías con las que interactúan, siendo la identidad corporativa un factor relevante para dirigir esa relación.

¿Qué beneficios te aportará un manual de identidad corporativa?

  • Hace más sólida la imagen de tu marca: el manual de identidad corporativa es el centro de la imagen de marca. Aunque ahora cuentes con un logotipo o con una tipografía establecida, si no tienes un documento que los estipule, en cualquier momento habrá variaciones.
  • Ayuda a que tu marca perdure en el público: si hay variaciones en la imagen de tu marca, el público no se formará una imagen acerca de ella. En cambio, si pones en marcha tu manual de identidad corporativa, verás que poco a poco reconocerá mejor sus elementos y formará una idea acerca de tu compañía.
  • Facilita tus procesos de trabajo: ¿el logo tiene algún grado de inclinación o no? ¿El color es azul índigo o marino? Evita todos los dilemas del día a día, ya que todo tu equipo de diseño sabrá exactamente cuáles elementos debe utilizar.
  • Fortalece tu comunicación en otros medios: cuando apareces en medios externos, como un boletín digital o el blog de alguna otra empresa, es necesario que las menciones tengan ciertos elementos reconocibles. Solo así tendrás la seguridad de que las nuevas audiencias te conozcan y distingan.
  • Evita todo aquello que no quieras asociar a tu marca: la falta de consistencia no es una cuestión banal. Si en algún sitio modifican los elementos que utilizas, por ejemplo, en la tipografía, podrían crear un efecto de percepción contrario al que quieres.

Al iniciar la elaboración de un manual de identidad corporativa diversos aspectos deben ser considerados. Es importante que la identidad tenga en cuenta las prácticas diarias existentes en la empresa, para que evite otros problemas, como la falta de sincronización entre propuesta y ejecución.

Entre los factores subjetivos que deben estar presentes en la identidad de la empresa, se destacan:

  • Diferenciación: una propuesta eficiente debe distinguirse de las de la competencia y atraer la atención del público por la exclusividad de la actuación;
  • Coherencia: las contradicciones entre discurso y práctica son un riesgo que ya citamos, siendo así, la identidad debe preservar las características de la empresa y la forma como actúa;
  • Relevancia: la relevancia de la empresa para su público objetivo incluye, no solo crear un concepto de marca, sino también ser acorde con lo que el público busca con la compañía;
  • Reputación: a partir de una elaboración sólida de los tres elementos anteriores, la compañía tendrá más oportunidades de solidificar una imagen positiva entre su público objetivo. La reputación no surge instantáneamente y debe ser construida a lo largo del tiempo.

Estructura de un manual de identidad corporativa

Ten en cuenta estos componentes básicos que te ayudarán a crear una guía completa acerca de tu marca:

  1. Introducción a la marca: se deben comunicar los pilares sobre los cuales se construye la identidad corporativa: filosofía, valores, personalidad y tono.  
  2. Logotipo: debe incluir las especificaciones acerca de su diseño, el espacio entre los elementos, los colores y las escalas permitidas, así como el área de seguridad. Es importante incluir también los usos correctos e incorrectos del logo para evitar posibles errores. 
  3. Color: cuáles son los tonos permitidos en torno de la marca y cuáles combinaciones son inadmisibles. Es importante indicar los pantones para materiales impresos, así como el color HEX para aquellos digitales. 
  4. Composición: contiene las normas básicas de diseño que reflejen la intención de la marca. Ayuda a crear una disposición visual distintiva.
  5. Iconos y otros elementos: explica cómo utilizar la biblioteca de íconos que tu empresa incluye en impresos o medios digitales (por ejemplo, cómo implementar el ícono de “descargar” en cuanto a tamaños y colores).  
  6. Imágenes: incluye el uso y tratamiento de las fotografías e ilustraciones, así como el tipo de enfoque permitido. Por ejemplo, puede que tu marca solo utilice imágenes duotono (compuestas solo por dos colores) o fotografías que transmitan diversidad.
  7. Tipografía: indica cómo utilizar las fuentes de tu marca, incluyendo tamaño, espaciado, uso de fondos oscuros y claros, así como combinaciones entre títulos y párrafos de texto (ejemplo H1, H2, H3 y párrafo).

Conclusión

El manual de identidad corporativa recoge qué elementos reúne una marca y sus diferentes aplicaciones. En este sentido, el manual de identidad corporativa permite que la marca siempre sea clara, coherente y homogénea en cualquier soporte y la utilice quien la utilice.

Es así como se garantiza la cohesión entre la comunicación visual de una marca, permitiendo que sus diferentes públicos la identifiquen y la reconozcan, independientemente de dónde la vean aplicada.

Aunque a lo largo del tiempo se ha entendido que el manual de identidad corporativa es útil para las grandes corporaciones, lo cierto es que hasta las pymes o pequeñas empresas pueden requerir uno, ya que deben aplicar la misma identidad visual en imágenes para Redes Sociales, folletos o documentación interna. Cuando disponemos de un manual de identidad corporativa, este nos ahorra tiempo, pues ya sabemos exactamente cómo tenemos que hacerlo.

Obtén ya tu manual de identidad corporativa con Búho Agencia Creativa. Contáctanos y síguenos en redes sociales.

Comparte:

Más Post

Conoce nuestra agencia

Envíanos un mensaje

Más de 100 proyectos gestionados, en nuestra Agencia Digital. Disponemos de Know-How para llevar a cabo tu proyecto.

Contacto

Dónde están nuestros clientes

¿Quieres una agencia de marketing digital que te ayude?

© 2021 Todos los derechos reservados. Agencia de marketing digital Buho